Está desarrollado por la empresa vasca Nesplora

VRMIND-Nesplora, un proyecto de realidad virtual para diagnosticar trastornos neurológicos, recibe 1,4 millones de euros

El proyecto VRMIND-Nesplora ha sido seleccionado en el marco del programa europeo Horizon 2020 por su uso innovador de la tecnología en el ámbito de la salud mental. Este reconocimiento supone para la empresa una ayuda de 1,4 millones de euros para contribuir al desarrollo final del proyecto y su comercialización en el mercado, para lo que estima una inversión global de 2 millones de euros. Nesplora inició su andadura en el año 2008 con el apoyo de BIC Gipuzkoa.

 

El principal objetivo del proyecto VRMIND-Nesplora es facilitar y mejorar los mecanismos de evaluación y diagnóstico de los trastornos mentales mediante sistemas de realidad virtual. Su utilización en el ámbito de la neurología, la psiquiatría y la psicología permitirá un diagnóstico temprano y objetivo de trastornos neurológicos, mentales y de neurodesarrollo.

El sistema de VRMIND-Nesplora se basa en el uso de dispositivos de realidad virtual que hacen posible replicar entornos de la vida real en la consulta del profesional sanitario, lo que proporciona toda la información necesaria para la realización de un diagnóstico correcto. De esta manera, se acorta el tiempo necesario para la evaluación de un paciente y se reduce también la posibilidad de errores en el diagnóstico, gracias a la mayor validez de esta herramienta. Por tanto, repercute en una mejora de la atención a las personas afectadas por algún tipo de trastorno.

En este contexto, la empresa ha desarrollado diferentes programas de evaluación que permiten evaluar el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA-H), las capacidades ejecutivas o el funcionamiento de la memoria. Estos innovadores aspectos han hecho posible que el proyecto VRMIND-Nesplora haya sido seleccionado por la Unión Europea en el contexto de su programa Horizon 2020. De esta manera, Nesplora se ha convertido en una de las escasas empresas españolas que acceden a estas ayudas, al superar las exigencias planteadas por las autoridades europeas.

Durante los dos próximos años la empresa culminará el desarrollo y adaptación de las distintas herramientas de las que consta el proyecto VRMIND-Nesplora, así como los estudios normativos y clínicos que las avalarán científicamente. Paralelamente, la empresa va a intensificar su comercialización en el mercado internacional, con un enfoque especial al resto de Europa y a los países americanos, tanto hispanohablantes como anglosajones.

En opinión de Gema Climent, fundadora y directora de I+D de la compañía, VRMIND-Nesplora puede alcanzar un rápido crecimiento “ya que nuestro producto es innovador, no supone la necesidad de abordar grandes inversiones para los usuarios clínicos y permite importantes mejoras en el diagnóstico y tratamiento de personas con trastornos neurológicos”. En esa línea, afirma que “el 20% de la población es susceptible de sufrir algún problema neurológico en alguna etapa de su vida, y nuestro producto se puede comercializar en cualquier idioma, ya que en el diagnóstico de este tipo de trastornos se emplean los mismos test a nivel mundial”.

Nesplora

Creada en 2008, Nesplora es una empresa integrada en la actualidad por 17 personas, si bien sus perspectivas de crecimiento estiman una plantilla de 30 profesionales en el año 2018. La empresa desarrolla sus actividades en un ámbito que relaciona la neurociencia con el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

En el desarrollo de Nesplora, según reconoce Gema Climent, su fundadora y directora de I+D, han sido determinantes todos los apoyos que ha recibido el proyecto VRMIND-Nesplora, “especialmente en un caso como el nuestro en el que hemos ido por delante de la tecnología hasta que muy recientemente se han comenzado a comercializar dispositivos de realidad virtual accesibles para los usuarios”. Nesplora se fundó en el marco del programa Txekintek/Ekintzaile, financiado por SPRI y la Diputación Foral de Gipuzkoa. El proyecto dio sus primeros pasos con el apoyo de BIC Gipuzkoa y en su evolución empresarial ha participado en programas de ayuda de diversas instituciones.

BIC Gipuzkoa

BIC Gipuzkoa es, desde hace más de 20 años, un agente activo en el apoyo a los proyectos de emprendimiento en Gipuzkoa. Participada por Diputación Foral de Gipuzkoa y SPRI, BIC actúa como facilitador en el proceso de creación de empresas innovadoras o con base tecnológica, al tiempo que fomenta la cultura emprendedora en Gipuzkoa. A lo largo de su actividad, BIC Gipuzkoa ha impulsado la creación de cerca de 200 empresas.